Llamanos: 609 31 52 92

Proyectos

Mar Solidaridad esta presente en el continente africano, concretamente en Camerún y en República Democrática del Congo, con diversos proyectos de cooperación al desarrollo.

 

Cooperar implica responder a las necesidades de los beneficiarios a partir de un espacio de colaboración con proyectos participativos, flexibles y abiertos en la que cada una de las partes implicadas se comprometen y diseñan las acciones de manera coordinada y conjunta.

Los proyectos que intentamos llevar a cabo se centran principalmente en la erradicación del sufrimiento y la pobreza, en la ayuda a la mujer en situación de vulnerabilidad y en la infancia. Por y para ese objetivo promovemos proyectos de desarrollo humano sostenible promoviendo la participación y el protagonismo de las organizaciones locales.

Nos vemos instados a actuar en Cooperación Internacional creando las condiciones necesarias para que las personas excluidas y silenciadas en nuestro mundo logren recuperar su dignidad y su voz.

Sentimos íntimamente que todo ser humano es digno y debe saberse digno nazca donde nazca. Que tiene derecho de desarrollar al máximo todos sus potenciales y ponerlos al servicio de la comunidad, todo ser humano aspira a la felicidad. Con el mundo que hemos creado no podrá conseguirlo nunca, debemos generar las condiciones necesarias para que cada ser humano alcance su pleno desarrollo..

Creemos que la educación y el diálogo son los verdaderos vertebradores de la sociedad, apostamos por desarrollar programas de Cooperación tomando como premisa que cada ser humano tiene una voz propia y única con la que dar forma a su propia opción de vida, y con ella a la de su comunidad. De esta manera trabajamos en reciprocidad, igualdad, gusto por las diferencias y por el aprendizaje mutuo.

Desde MAR SOLIDARIDAD deseamos trabajar y aportar un granito de arena en la erradicación del sufrimiento y la pobreza…

…ante tanta desigualdad, tanta injusticia, tanta miseria…

Entendemos que cualquier cambio social vendrá de la mano del cambio personal.

Por lo que uno de nuestros objetivos principales es el cuidado del crecimiento de la persona y la promoción de valores humanos.

Mientras en los países empobrecidos se sufren necesidades básicas y situaciones inhumanas, en los países ricos sufrimos el vacío, el sin sentido y la deshumanización que genera el sistema económico que nos tiene presos a todos.

“A pesar de los miles de millones de $/€ que se han donado a países en desarrollo durante los últimos 50 años, una cuarta parte de la población mundial vive todavía en lo que las Naciones Unidas califican como pobreza extrema. En muchas partes del mundo, la situación está incluso empeorando: según las tasas de crecimiento actuales, muchos países africanos tardarán 40 años en recuperar la renta que tenían en los años 70!

Pero, ¿por qué no sirven de nada, o sirven de tan poco los casi 100.000 millones de dólares que el mundo desarrollado invierte en Ayuda Oficial anualmente?

La clave la encontramos de la mano de la especialista Patricia Estévez.

En primer lugar, estas sumas, aunque considerables, no son suficientes para aliviar los enormes desequilibrios del orden económico mundial, en el que las materias primas exportadas desde los países en desarrollo han perdido más del 50% de su valor comercial en los últimos 15 años. Valor comercial que imponen los países occidentales.

En segundo lugar, por cada dólar de esta ayuda, los bancos se quedan otros tres (!!!) en pagos de intereses de la deuda externa del Tercer Mundo, por lo que los países pobres incluso acaban pagando a los ricos más de lo que reciben.

En muchas ocasiones, la misma ayuda del país donante pasa directamente al Banco Mundial o al FMI en pagos por endeudamiento y deja a los países empobrecidos sin medios para construir sus propias economías o invertir en gasto social para su población.

Según el informe “Ayuda real” de Action Aid International sólo el 40% de la ayuda contra la pobreza es real. El resto se pierde en costes administrativos, intereses comerciales, corrupción y descoordinación.

Más de 1000 millones de niños y niñas sufren una grave carencia de por lo menos uno de los bienes y servicios necesarios para sobrevivir, crecer y desarrollarse. En algunas regiones del mundo la situación es peor que en otras, pero incluso dentro de un mismo país puede haber amplias disparidades: entre la población infantil de las ciudades y los medios rurales, por ejemplo, o entre los niños y las niñas. Un influjo turístico en una zona puede mejorar las estadísticas generales sobre la pobreza de un país, mientras la mayoría sigue siendo pobre y desprotegida.

Diariamente mueren más de 50.000 personas de hambre. La mayoría de ellos son niños y esto no constituye un escándalo para casi nadie. Nos hemos acostumbrado a ello. El hambre causa más muertos que las guerras.

La sobreexplotación del medioambiente tiene mucho que ver con la injusticia y la miseria.

“Formamos parte de una sociedad que se siente abrumada por el fracaso de un sistema que ha tocado fondo y que basa su razón de existir en que unos tengan demasiado y otros no dispongan ni de lo básico para subsistir”

Necesitamos esbozar juntos un nuevo paradigma, un nuevo mundo posible y sobre todo “necesario”.  Una nueva manera para la cooperación y el desarrollo.

 

Pincha en el siguiente enlace para ver o descargar nuestro Dossier de Proyectos DOSSIER Mar Solidaridad

portada dossier mar solidaridad

portada dossier mar solidaridad

Pincha en el siguiente enlace para ver o descargar nuestro Dossier de Proyectos DOSSIER Mar Solidaridad

 

Últimas entradas del blog

Dirección

San José, Níjar. Almería
Móvil: 609 31 52 92
Télefono: 950380505
Web: http://www.marsolidaridad.org
Email: marsolidaridad@gmail.com

Hazte soci@

Gracias por querer hacerte soci@. Las cuotas de los soci@s son claves para nosotr@s; es lo que más nos ayuda para emprender nuevos proyectos y mantener nuestra autonomía.
Donaciones-aportación única Si has decidido hacer una aportación única, igualmente te estamos muy agradecidos. Emplearemos tu dinero solidariamente, de forma eficaz. Gracias!